Transpirenaica en btt 2014. Etapa 2.

De Sant Miguel de Bassegoda a un punto entre Ribes de Freser y Planoles – 107 kms.

La mañana comienza con buen tiempo, subiendo temprano a Coll del Riu, y disfrutando como siempre que asciendo temprano y con fresco … son los mejores momentos del día. Bajo hacia Sadernes y gozo de la belleza del recorrido. A pesar de la gran pendiente y de la pista difícil por la que transitaba, a esta altura de la ruta el terreno se me hacía muy divertido, y al ir con poco peso podía disfrutarlo a lo grande.

2014-08-19 08-39-26 - IMG10186_614x461 2014-08-19 08-46-50 - IMG10188_461x614 2014-08-19 09-04-14 - IMG10191_614x461 2014-08-19 09-04-18 - IMG10192_614x461 2014-08-19 09-31-00 - IMG10194_461x614

Casi abajo me topo de frente en una curva con un transpirenaico que inició la ruta en La Molina y empujaba la bici cuesta arriba. Había roto el cambio, sin solución, y le iban a recoger arriba. Le esperaba una subida “de órdago” e iba a empujar “de lo lindo”. La verdad es que luego me dio un poco de cargo de conciencia porque no me ofrecí para ayudarle, ya que aunque tenía la maneta del cambio rota quizá podíamos haber fijado la cadena en un piñón grande y así no tener que empujar todo el recorrido, que era empinadísimo y extenso. Pero bueno, igual prefería empujar y no complicarse.

Desde Sadernes, a 300 metros de altura, me esperaba una subida hasta los 2050 metros con descansos intermedios e incluso bajadas. En un llaneo ya yendo hacia Vall del Bac veo una mariposa que va junto a mi rueda delantera y me pasa, a pesar de rodar yo a más de 20 km/h. Iba que se las pelaba, acelero y no la pillo. No sé qué especie sería, pero era grande y de color anaranjado y negro … me quedé perplejo de la potencia de un bichito que siempre he visto revolotear sin rumbo fijo y en esta ocasión se estaba “picando” conmigo en una dirección bien marcada. En esa subida también me hizo pensar mucho (quizá el subconciente no para de hacerlo para sobrellevar los esfuerzos) el nombre de la finca “Lost in time” … lo dice todo.

Paso por Campodrón, pueblo muy turístico, compro pero no encuentro fuente para recargar. Me avituallé con barquillos recubiertos de chocolate (cubanos se llaman allí), que son típicos de la zona, según me dijo la amable dependienta Tomo agua finalmente en Llanars para el trozo de subida tan fuerte que me queda hasta el Collet de la Gralla. A las afueras de Llanars paro en un banco, tomo una foto y como junto a la carretera, pero en un sitio tranquilo y bonito.

Campodrón

Campodrón

A la salida de Llanars

A la salida de Llanars

A partir de aquí, el ascenso lo vivo con una gran incertidumbre por temor a la lluvia, el día estaba feo y quedaban 300 metros de desnivel. Finalmente es arriba cuando empieza a llover, para más tarde escampar, aunque seguía la amenaza y no me gustaba nada … iba un poco “cagado”.

2014-08-19 15-07-10 - IMG10198_614x461 2014-08-19 15-07-16 - IMG10199_614x461 2014-08-19 15-29-14 - IMG10200_614x461 2014-08-19 15-29-22 - IMG10201_614x461 2014-08-19 15-48-08 - IMG10203_614x461 2014-08-19 16-07-20 - IMG10204_614x461

Hace fresquete al bajar, aunque pienso en ir más deprisa antes de que cayera “la gorda”, pero la bajada con tanta piedra suelta era muy dura y aminoré. Además, la rodilla derecha me estaba dando muy malas sensaciones con un dolorcillo sospechoso que fue incrementándose muy lentamente a lo largo del día y, por otro lado, el pedal izquierdo ya venía crujiendo de forma molesta desde la mañana; todo lo cual hacía que la incertidumbre fuere mayor.

2014-08-19 16-38-36 - IMG10207_614x461 2014-08-19 16-50-34 - IMG10209_614x461 2014-08-19 17-50-40 - IMG10210_614x461 2014-08-19 18-28-24 - IMG10212_614x461 2014-08-19 18-30-12 - IMG10214_614x461 2014-08-19 20-44-58 - IMG10215_614x461

La tarde iniciaba un periodo de inestabilidad de varios días que retrasó mucho el viaje. El resto del día se mantuvo nublado, la niebla me acompañaba en la subida tras pasar Ribes Freser, y a dos kilómetros bajando hacia Planoles encuentro un lugar adecuado para el descanso nocturno. Llego y empieza a llover, se corta y monto el chiringuito

Esa noche estuvo lloviendo, pero dormí bien. Monté el tarp con tres lados al suelo por el temor a la tormenta y también por si hacía frío (1600 metros de altura más la humedad de la lluvia y posible viento). Al estar tan bajo el tarp y con la lluvia me condensó, mojándome ligeramente el saco, aunque apenas lo humedeció (saco de fibra, claro). La noche fue bien (con todo el abrigo puesto y el saco cerrado al máximo con el sólo orificio para respirar por la boca), con excepción de un poco de ardor de estómago que entendí provocado por tanta grasa para cenar (chocolate y aceite de oliva de las sardinas). Mi estómago es fuerte, pero comprendí que estas cenas no se debían repetir en el viaje y todo fue bien el resto de la ruta … a partir de esta noche, las “bombas” calóricas fueron diurnas.

Respecto a las heridas la cosa iba relativamente bien. La más grande de la espinilla seguía pegándose a la malla en toda su longitud y yo seguí despegándola por las noches para que la cicatriz fuera independiente de la malla. Sin signos aparentes de infección.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Viajes y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s