Transpirenaica en btt 2014. Etapa 1.

Llança  –  Sant Miguel de Bassegoda – 82,6 kms.

Tras salir del regional Barcelona-Cerbère en Llança, me dirijo directamente al mar siguiendo el recorrido visionado días atrás en Google Maps hasta alcanzar el paseo y sacar la foto de rigor junto al Mediterraneo.

Llança

Llança

Paseo de Llança

Paseo de Llança

Me deshago de la llave del 15 para desmontar pedales e inicio el recorrido que inmediatamente me lleva a unas rampas de mucho desnivel para ser las primeras y no tardo en caer en la cuenta de que nada más iniciar la ruta ya he cometido un error – de los gordos, pero gordos – … no he cogido agua. Jajaja, ¡qué ganas de iniciar la ruta tenía! Ahora me río, pero con lo cabezota que soy no podía desandar el camino y así continué con sólo un cuarto de litro hasta que en Vilamaniscle tomé agua de una fuente pública, bastante sediento y muy acalorado, porque además el primero fue uno de los pocos días calurosos de la travesía. Ya antes había estado comiendo zarzamora, por aquello de que la fruta tiene agua, azúcar y sales, aunque por prevención sólo tomé un poco.

2014-08-18 11-32-26 - IMG10152_614x461

2014-08-18 11-32-30 - IMG10153_614x461

Atravieso varios pueblos muy bonitos y tras la segunda subida fuerte de la jornada, ya bajando me distraigo con el paisaje y no sé cómo pero me encuentro en el suelo tumbado sobre la bici – el gps rodó más allá – y con la parte baja de la pierna derecha entre el plato y la barra diagonal del cuadro. No me muevo e intento notar los avisos del cuerpo mediante un informe sensitivo, sintiendo algo en la espinilla y un poco de dolor en la zona del talón de Aquiles. Finalmente todo fue superficial, si bien al ser la espinilla una zona en la que mi cuerpo no sella bien, supondría el mismo handicap que en otras rutas por la mala cicatrización, el polvo, el sudor, otros golpecitos inevitables en la zona … incertidumbre en la curación y a rezar para que no se infecte. El firme de esta etapa no fue malo, aunque en muchas cuestas abundaba la piedrecilla suelta y la arenilla, como era el caso de cuando me caí, que al pinzar los frenos mientras miraba la zanja hacia la que iba notaba la falta de adherencia en ambas ruedas y apenas pude sacar las manos para no morder el polvo.

Herida ya cicatrizada (en casa). Aunque parezca una operación fue un rasguño sin importancia.

Herida ya cicatrizada (en casa). Aunque parezca una operación fue un rasguño sin importancia.

Rabos

Rabos

Rabos

Rabos

2014-08-18 12-23-36 - IMG10156_614x461

Cantallops. Me llamó la atención ver en estos pueblecitos estos desfibriladores.

Cantallops. Me llamó la atención ver en estos pueblecitos estos desfibriladores.

El amor está en todas partes

El amor está en todas partes

Avituallamiento a la salida de Cantallops

Avituallamiento a la salida de Cantallops

Espolla

Espolla

2014-08-18 16-31-26 - IMG10173_614x461 2014-08-18 16-31-22 - IMG10172_614x461 2014-08-18 16-05-30 - IMG10170_614x461 2014-08-18 16-01-14 - IMG10168_614x461 2014-08-18 13-28-06 - IMG10160_614x461 2014-08-18 13-01-18 - IMG10159_614x461 2014-08-18 12-40-08 - IMG10158_614x461 Espolla

Espolla

Espolla

De los pueblos de esta etapa, me gustó mucho Sant Llorenç de la Muga, y pienso que puede ser un buen destino de vacaciones para la familia. Es limpio, bonito, cuidado, con zonas de esparcimiento, río, construcciones de piedra bien mantenidas y/o reconstruidas y cierta vida social.

2014-08-18 17-29-36 - IMG10177_461x614 Sant Llorenç de la Muga

Sant Llorenç de la Muga

Sant Llorenç de la Muga

2014-08-18 17-47-28 - IMG10180_614x461 2014-08-18 18-47-52 - IMG10181_614x461

Continuo hasta Albanya, compro para cena y desayuno y parto rápido hacia el Coll de Rui, llegando hasta Sant Miguel de Bassegoda. Es ésta una iglesia que se halla a 200 metros de altura antes del puerto. Nada más llegar encuentro una especie de caserío, al parecer inhabitado, con una construcción adosada cuyas puertas estaban cerradas con cadenas, y de las que salió un único ruido que achaqué a algún animal, y que no volví a escuchar. Veo un arco que inicia un túnel que ya veía como mi techo nocturno, aunque con el temor de que al dueño de la casa no le pareciese buena idea. Rodeo el caserío y es cuando veo la iglesia. Se ve antigua pero robusta, y al acercarme compruebo que la puerta está entornada y sin candar. No lo dudo y empujo para meterme en la más absoluta oscuridad, y al poco rato ya veía algo. Y lo que había era nada, una iglesia vacía, abandonada hace tiempo, con su altar, flores encima y unas cuantas piedras rotas en el suelo que pensé que podían provenir del techo, cosa que me puso en aviso para echar un mejor vistazo y asegurarme de que el techo estaba realmente completo. En la iglesia no se veía casi nada por la poca claridad que deja pasar este tipo de construcciones, por lo que aunque las piedras hubieran caído del techo, éste estaba completo. No obstante, decidí dormir bajo el arco de la puerta, y me dispuse a meter todo justo cuando empezaba a llover. Tuve tiempo de cenar tranquilo y preparar todo para la noche, y tras dejar de caer agua, visito el pequeño cementerio adosado a la pared de la iglesia y miro una vez más esa ventana del caserío que no estaba cerrada con contraventanas como las demás y se veía completamente negra … era como si en cualquier momento fuera a aparecer allí una chica con el pelo negro sonriendo con un candil en la mano … esa idea se fue rápido de la cabeza, no apareció nadie por allí y el hecho de no haber dormido absolutamente nada en toda la noche anterior (en el bus) hizo que acostado sobre piedra dura dentro de una iglesia, vacía, con cementerio en una esquina y con un caserío con ventana sospechosa, durmiera como un bendito hasta la claridad de la mañana.

Sant iguel de Bassegoda

Sant Miguel de Bassegoda y su cementerio adosado

2014-08-18 19-46-34 - IMG10183_461x614 Sant Miguel de Bassegoda

Hay sido una etapa corta, tranquila y con el único inconveniente inicial de la falta de agua. Fue la única noche que no dormí bajo las estrellas y el único día en que no pensaba en pedalear y pedalear sin fin; acampé pronto sin pensar que así perdía tiempo, que era la sensación que tendría los días posteriores. En estos días siguientes fragüé la idea de no alojarme y pensé en las cuatro horas que no puede aprovechar en el primer día, por comenzar a las 10 y terminar sobre las siete y media de la tarde.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Viajes y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s